Hacer sonar la alarma

Para salvar vidas en una situación de emergencia, se necesitan alertas efectivas. El equipo de Respuesta a emergencias de Google utiliza la IA para brindar ayuda.

En septiembre de 2018, dos semanas antes de tocar tierra en la costa de Carolina del Norte, el huracán Florence ya se estaba formando en el océano Atlántico. Resultó ser un fenómeno más lento de lo habitual, capaz de provocar precipitaciones récord en zonas con tendencia a inundarse. Esa demora inesperada les permitió a los residentes prepararse con más tiempo para recibir la tormenta.

"Teniendo en cuenta lo complejo que es el sistema, logramos prever este evento con varios días de anticipación"

Sara Jamison, hidróloga sénior del Servicio Meteorológico Nacional

A raíz de este motivo, se notificó al público acerca de las condiciones, comenzaron las evacuaciones y se difundieron alertas de desastre. Sin embargo, no todos se alejaron del paso del huracán.

Retrato de Mor Schlesinger

Mor Schlesinger, gerenta de Ingeniería de Software para el equipo de Respuesta a emergencias

Con frecuencia, frente a situaciones de emergencia como la del huracán Florence, las personas recurren a Google para buscar respuestas. "Nuestra misión es organizar la información del mundo y lograr que sea accesible para todos", afirma Mor Schlesinger, gerenta de Ingeniería de Software de Google. "No hay dudas de que esa información es más necesaria durante situaciones de emergencia".

En 2010, se desató un incendio en Monte Carmelo, Israel. Los ingenieros de Google veían el fuego desde la ventana de su oficina, pero no había información al respecto en línea. A raíz de eso, decidieron poner manos a la obra y buscar una forma de cambiar esa realidad. En pocas horas, el pequeño equipo se organizó junto con el Gobierno local, ubicó los recursos de emergencia relevantes, y los puso a disposición del público mediante la Búsqueda de Google.

Esa experiencia de crear la primera alerta materializó la necesidad de organizar la información en situaciones de emergencia.

"En situaciones de crisis, los usuarios buscan información para tomar decisiones que les permitan mantenerse a salvo, y nosotros podemos brindársela en esos momentos difíciles", afirma Matias.

Yossi Matias, vicepresidente de Ingeniería en Google y director de Israel R&D Center

Teléfono que muestra la función "Localizador de personas" después de un terremoto en Japón

Localizador de personas

La función "Localizador de personas" permite compartir información para actualizar el paradero de los usuarios luego de una situación emergencia. Se activó por primera vez después del terremoto de enero de 2010 que ocurrió en Haití.
Teléfono que muestra la función "Alerta SOS" con información sobre un incendio forestal

Alerta SOS

La herramienta "Alerta SOS" reúne datos obtenidos de Maps, la Búsqueda y otros socios sobre una ubicación específica durante un evento o después de él. La matriz de herramientas para emergencias ofrece recursos (mientras se está desarrollando el suceso y una vez que termina) que se pueden usar en una amplia variedad de escenarios de desastres naturales, como huracanes, inundaciones y terremotos.
Teléfono que muestra la función "Alertas públicas" con información sobre tormentas invernales

Alertas públicas

"Alertas públicas" es un sistema de difusión de emergencias en línea que reúne datos y publica el contenido relacionado con el evento en Maps, la Búsqueda y otros servicios. Por el momento, Respuesta a emergencias implementa "Alertas públicas" en 12 países, aunque se está trabajando para ofrecer esta función en más territorios.
Durante un suceso devastador, es un gran alivio saber qué sucede. Lo que más nos asusta es no tener información suficiente.

Mor Schlesinger, gerenta de Ingeniería de Software (Respuesta a emergencias)

Durante la última década, el equipo de Respuesta a emergencias de Google ha existido de diversas formas. Hoy en día, es un equipo oficial que cuenta con más de 100 integrantes distribuidos en decenas de oficinas de todo el mundo. Desde el lanzamiento de "Alertas SOS", en el otoño boreal de 2017, las herramientas desarrolladas por el equipo de Respuesta a emergencias se han activado en más de 200 situaciones de riesgo en todo el mundo, y la información proporcionada tuvo más de 1,500 millones de visualizaciones. El deseo de expandirse surge de la misión del equipo. "En parte, abordar estos problemas es nuestra forma de colaborar", explica Schlesinger, quien se incorporó al equipo para liderar las iniciativas de ingeniería. "Lo hacemos porque sentimos que es lo correcto".

Jamison explica que, en Estados Unidos, durante una tormenta como Florence (que afectó a los muchos ríos que llegan a las costas de los estados de Carolina del Norte y del Sur), "intentar predecir un fenómeno, especialmente un huracán, puede ser sumamente complejo".

En estas situaciones, el equipo puede ofrecer alertas y trazado de datos en mapas (como capas que destaquen el trayecto de la tormenta, vías de evacuación estatales o interestatales, ubicaciones de refugios, etc.). Las asociaciones con gobiernos locales y estatales permiten superponer información acerca de cierres de caminos y puentes que unen varios estados. Durante una emergencia, es primordial brindar información precisa al instante.

Si bien existe una estructura sólida de observación meteorológica, así como formas de difundir los datos que proporciona, hay algunas cuestiones que dificultan la evacuación, incluso en áreas de Estados Unidos que tienden a inundarse. Algunas familias no tienen recursos económicos suficientes para alojarse en otro lugar, otros no pueden costear el combustible necesario para llegar a una zona más segura, y hay quienes no tienen vehículo para escapar. Más allá de las razones económicas, algunos residentes no evacuan sus hogares porque consideran que se sensacionaliza la amenaza, lo que los lleva a ignorar las advertencias o a desconfiar de ellas.

Si bien los recursos como el Mapa de emergencias contienen información útil durante situaciones de riesgo en Estados Unidos, los sucesos que ocurren en otras partes del mundo presentan desafíos distintos y cada vez más devastadores. En la India, donde se produce el 20% de las muertes ocasionadas por inundaciones a nivel mundial (según los datos que recopiló la Comisión Central del Agua de la India entre 1953 y 2017), mejorar la infraestructura de predicción de inundaciones y advertencias podría tener un enorme impacto.

A principios de este año, el equipo de Respuesta a emergencias trabajó en conjunto con el equipo de Investigación de Google Israel para llevar a cabo un programa piloto en la cuenca del río Ganges (India), una zona en la que la alta densidad demográfica, las lluvias intensas durante los monzones y el terreno propenso a inundaciones estacionales drásticas se combinan con la dificultad de compartir información oportuna.
Los empleados de la oficina de Israel, junto con el equipo de Imágenes Aéreas, usan tanto imágenes satelitales como inteligencia artificial para crear mapas de elevación correspondientes a los ríos aledaños de la India a fin de pronosticar las inundaciones con mayor precisión. Se utiliza esa información para simular con exactitud qué áreas se inundarán y, luego, se superpone con los datos de mediciones que publica el Gobierno de India para compartirla mediante notificaciones en teléfonos celulares y resultados de la Búsqueda.
Contar con estos mapas que muestran la probabilidad de que te afecte una inundación es algo a lo que nunca antes se había tenido acceso durante situaciones de emergencia.

Mor Schlesinger, gerenta de Ingeniería de Software (Respuesta a emergencias)

Cuando se activan, las Alertas públicas y SOS proporcionan información sobre los siguientes temas: el nivel de agua, el peligro que implica ese nivel según el contexto histórico, cuánto puede durar el riesgo, las acciones recomendadas y dónde encontrar recursos adicionales.

Es un centro de recursos integral, organizado de forma localizada y práctica.

Si bien es útil avisar que se aproxima una inundación, queremos que todos puedan comprender qué sucede y proporcionar la información necesaria para que se tomen decisiones correctas.

Mor Schlesinger, Mor Schlesinger, gerenta de Ingeniería de Software para el equipo de Respuesta a emergencias

En esta infraestructura, que permite observar los patrones meteorológicos que transforman los ríos y los terrenos inundables aledaños, la inversión en IA y aprendizaje automático puede tener un gran impacto humano. Tal como destaca Schlesinger, "combinar estas herramientas tecnológicas únicas con la computación en la nube permite pronosticar mejor las inundaciones y ayudar a los damnificados".

Actualmente, en las zonas de la India propensas a inundarse, durante la temporada de monzones se comunica la necesidad de evacuar con 24 horas de anticipación. A partir de la información recopilada, los equipos de Respuesta a emergencias y Google Research esperan ampliar la ventana a 72 horas. Realizar previsiones con mayor anticipación, y garantizar que sean lo suficientemente precisas como para ganarse la confianza de los residentes de la zona afectada podría crear un entorno que permita a más personas abandonar de forma segura las áreas inundables.

Sella Nevo y Vova Anisimov, del equipo de Respuesta a emergencias de Google, hablan con residentes de la India Resultado del mapa de emergencias correspondiente a la zona afectada
Tripulantes de una embarcación miden la profundidad de un río en la India

Para Schlesinger, el futuro del equipo de Respuesta a emergencias reside en la implementación en más ubicaciones de las herramientas que desarrollaron, y en la unificación de esos recursos en un único lugar al que se pueda acceder fácilmente. Eso ayudará a crear confianza en las alertas y la información que puede proporcionar Google.

En los momentos de crisis, tenemos muy poco tiempo para tomar decisiones que podrían afectar nuestra vida y la de nuestros seres queridos. Por lo tanto, es sumamente importante recibir la información adecuada, de forma concisa y en su totalidad.

Mor Schlesinger, gerenta de Ingeniería de Software para el equipo de Respuesta a emergencias

Volver al principio