About

En honor a Stacey Park Milbern y su sueño de un mundo más inclusivo

“No hay razón para sentir vergüenza por lo que somos. Vinimos al mundo ni más ni menos que como somos. Somos quienes estamos destinados a ser”.

— Stacey Park Milbern

Lectura de 5 minutos

Un doodle que muestra a Stacey, un tigre, una variedad de flores, un naranjo y sus amigas activistas conversando en el centro, todo entretejido para crear la palabra “Google”.

Stacey Park Milbern fue una activista coreana-estadounidense queer que luchaba por la justicia para las personas con discapacidad. Líder dinámica, Stacey abogaba por la inclusión de las personas de color, trans y de género expansivo en la corriente principal del movimiento de lucha por la justicia para las personas con discapacidad. Stacey falleció el 19 de mayo de 2020, el día de su cumpleaños número 33. Pero su mensaje y visión de un mundo más inclusivo perduran a través de su amiga íntima y socia, Andraéa LaVant.

Antes de que Stacey falleciera, ella y Andraéa empezaron la colaboración que habían soñado con el equipo de Accesibilidad de Google para impulsar un cambio cultural duradero hacia un mundo más accesible, y esa colaboración sigue siendo fuerte. En el cumpleaños número 35 de Stacey, Google le rinde homenaje en su página de inicio con un doodle de Google vibrante, creado por el ilustrador invitado Art Twink en colaboración con Andraéa y la familia de Stacey.

Celebración de la revolución de la discapacidad que impulsó Stacey

Mira el video

4:15

Google celebra la vida y el legado potentes de Stacey Park Milbern con un doodle en conmemoración del Día Mundial de Concienciación sobre la Accesibilidad.

Andraéa LaVant, amiga íntima de Stacey, es una mujer afrodescendiente con discapacidad, y es fundadora y presidenta de LaVant Consulting. Nos ayuda a recordar a Stacey contándonos cómo su amiga cuestionó la forma en que el mundo ve y valora a las personas con discapacidad.

Stacey estaba comprometida con el activismo comunitario. Creía firmemente que necesitamos salvarnos a nosotros mismos, pero no de una manera triste. Hizo hincapié en que lo que hacemos por nuestra comunidad debe ser creado por la comunidad, porque nadie más conoce nuestras necesidades como nosotros. Stacey, que se identifica como “la típica chica coreana queer del sur”, logró fomentar la interseccionalidad y puso en contacto a quienes a menudo se sentían aislados.

El Disability Justice Culture Club (Club de Cultura de la Justicia de la Discapacidad, DJCC por sus siglas en inglés) era el epítome de toda su lucha, en cuanto a multiplicar las comunidades marginadas. La casa de Stacey en East Oakland, California, era el centro del club y el lugar de encuentro para la comunidad de personas con discapacidad queer y/o negras e indígenas de color. Era un espacio seguro donde la gente podía vivir en paz y reunirse sin pedir disculpas. En respuesta a la pandemia, el DJCC atendió a la comunidad fabricando mascarillas, construyendo kits de desinfección de manos y recaudando fondos para los que necesitaban respiradores.

Andraéa LaVant y Stacey Park Milbern viajan juntas en el ferry de la bahía de San Francisco.

Stacey Park Milbern y Andraéa LaVant disfrutando de un paseo en el ferry de la bahía de San Francisco

Una ilustración de Stacey vistiendo su color favorito, el rosado, con un colorido arreglo floral de fondo.

Artista: Michaela Oteri

También trabajé con Stacey en Crip Camp. Fuimos coproductoras de impacto en el documental de Netflix y, entre otras muchas iniciativas, creamos una experiencia de campamento virtual para conectar a personas con discapacidad y compartir sus trayectorias de activismo para ampliar la experiencia de la película. Inicialmente, planeamos que el Crip Camp Virtual tuviera una duración de 8 semanas, con la esperanza de contar con 500 asistentes. Más allá de nuestra imaginación, nuestro intento de ampliar el impacto de la película se convirtió en una nueva revolución de la discapacidad. Crip Camp Virtual se convirtió en un campamento de 16 semanas que acogió a una increíble variedad de ponentes invitados y a casi 10,000 asistentes de todo el mundo. Convertido en un documental premiado y nominado al Oscar, Crip Camp ha llevado a nuestra comunidad de personas con discapacidad al centro del mundo.

Stacey se quedaría boquiabierta si viera lo que hemos conseguido: desde colaborar con Barack Obama, expresidente y productor ejecutivo de Crip Camp, hasta desfilar por la alfombra roja en los Premios Óscar.

En memoria de los sueños de Stacey

Una mujer en silla de ruedas habla con un micrófono que sostiene otra mujer parada a su lado.

Stacey Park Milbern habla a los manifestantes durante una protesta por la justicia para las personas con discapacidad.

“Stacey no se centraba solo en la discapacidad, sino en las experiencias transversales de personas de color con discapacidad, personas queer y no conformes con su género y personas indígenas de color”.

Andraéa LaVant

Stacey fue la activista de primera línea más corajuda, genuina y apasionada y la soñadora más grande que he conocido. Pero lo que más me ha motivado no son sus sueños, sino su firme convicción de que se harían realidad. De hecho, fueron sus sueños los que nos llevaron hasta Google. No fue un acto de caridad ni para mejorar los resultados laborales. Google demostró una convicción verdadera de cambio cultural sistemático y su papel de colaboración con la comunidad para transformar el mundo en un lugar más accesible.

Tras la reunión con KR Liu, directora de Accesibilidad de Marca de Google, Stacey y yo nos despedimos con la sensación de que no teníamos límites. Las experiencias de KR como mujer queer con discapacidad fueron muy valiosas para nosotras. Enseguida imaginamos oportunidades para logar cambios duraderos.

La noche antes de que Stacey ingresara al hospital para someterse a una operación de la que no se recuperó, soñaba con la posibilidad de la futura colaboración con Google. Esa noche, pensamos “qué pasaría si” e hicimos una lista de suposiciones que nos sirvió de base para nuestra propuesta y para la asociación de LaVant Consulting con Google, que se mantiene hasta el día de hoy.

Un compromiso constante para hacer el mundo más accesible

“Nunca terminamos de crear el mundo que necesitamos”.

— Stacey Park Milbern

Con la accesibilidad escrita en la declaración de misión central de Google, utilizamos el poder de la tecnología y nuestro alcance para cocrear un mundo en el que las personas con discapacidad puedan prosperar. Para nosotros es un honor colaborar con activistas que luchan por la justicia para las personas con discapacidad como Stacey Park Milbern y Andraéa LaVant.

Historias relacionadas