Mujeres del agua

Seis mujeres hacen oír sus voces y usan la tecnología para encabezar la lucha en materia de agua potable

Lectura de 10 minutos

Retrato de Mari Copeny

El gobierno no escuchaba a los adultos; ni los adultos al gobierno, por lo que pensé que tal vez escucharían a una niña como yo.

Mari Copeny

Retrato de Mikayla Sharrieff, India Skinner y Bria Snell

Sabíamos que el agua que recibíamos nuestras escuelas no era segura, porque se realizaban pruebas de plomo todos los años. Sabíamos que era un problema que queríamos resolver.

India Skinner

Retrato de Doll Avant

¿Qué harías si la gente desconociera que el agua de 3,000 localidades de Estados Unidos tienen más plomo que Flint, Michigan?

Doll Avant

Retrato de Gitanjali Rao

Creo que ser científico es como ser superhéroe, porque los superhéroes salvan a las personas y quieren hacer lo mejor para la sociedad, igual que los científicos.

Gitanjali Rao

Cuando se desató el virus del Zika, Gitanjali Rao, que ahora tiene 13 años, investigó sobre nuevos métodos de edición de genes que pudieran ayudar a combatir la propagación de la enfermedad.

Cuando el vuelo 370 de Malaysia Airlines desapareció en el océano Índico, investigó sobre cómo crear una mejor caja negra para grabar los vuelos.

Y cuando se enteró de que alumnos de su escuela sufrían de acoso en las redes sociales, creó una app para detectar y supervisar los mensajes de acoso cibernético.

Si un problema llama su atención, es probable que Rao intente solucionarlo.

La mayoría de la gente me veía como una niña de 11 años con una simple idea de feria de ciencias. Sin embargo, si lograba que esto funcionara, podría ayudar a muchísimos residentes de Flint.

Gitanjali Rao

Rao es un torbellino de energía (tiene proyectos con STEM Scouts of America, conduce un programa de ciencias para niños en la radio pública y escribe obras de teatro), pero lo que realmente la distingue de otros niños es un deseo innato de ayudar a los demás. "Siempre me gustó ayudar a la gente, sin importar si se trataba de lavar los platos por la noche o tocar el piano en el hospital", explica. "Quiero que mi impacto en el mundo cambie la vida de los demás".

Gitanjali Rao trabajando en el laboratorio con la científica Selene Hernandez Ruiz.

Cuando los activistas de Flint, Michigan, atrajeron la atención del mundo a la crisis hídrica de la ciudad, Rao se inspiró para inventar una herramienta con la tecnología de Android que pudiera beneficiar a millones de personas. Nunca imaginó que formaría parte de un movimiento de mujeres mucho mayor, que surgió a partir de una niña con el deseo de reunir a quienes quisieran ayudar.

Mari Copeny
La activista

Conoce a la pequeña chispa que encendió a un país

En una marcha en Flint aproximadamente hace un año, un organizador invitó a Amariyanna “Mari” Copeny al escenario junto a Janelle Monáe y Stevie Wonder. La Pequeña Miss Flint fue recibida con aplausos por parte de los aficionados de su ciudad.

Si bien a Copeny, de 11 años, le gusta presentarse en público, lo que la hace especial es su gran sentido del deber. Después de ganar el concurso Pequeña Miss Flint en 2015, usó su título para iniciar un diálogo entre los niños y la policía de Flint.

Además, cuando el agua de esa ciudad de Michigan comenzó a deteriorarse (tomar una ducha larga le lastimaba la piel y sus hermanos menores tuvieron erupciones), supo que tenía que hacer algo. Aunque todavía no se sabía, el agua corrosiva estaba erosionando los caños de hierro y tomando plomo de las tuberías de los hogares y edificios de toda la municipalidad. Flint atravesó un período de confusión y falta de información, hasta que la Pequeña Miss Flint hizo escuchar su voz.

Química peligrosa
La crisis en Flint, Michigan
Flint es una ciudad de más de 100,000 habitantes ubicada al noroeste de Detroit. En abril de 2014, la ciudad cambió su fuente de agua de uno de los Grandes Lagos al río Flint, que la atraviesa. Sin embargo, las tuberías no estaban preparadas para la transición de un lago de agua dulce al agua de un río, que contiene compuestos químicos.
Desliza para explorar
El río Flint

El cambio de la fuente de agua original al río Flint era una medida temporal ya que la ciudad esperaba incorporarse a un nuevo sistema de agua regional. Lamentablemente, el agua de río suele ser la más difícil de tratar. El río, que tenía niveles naturalmente altos de cloruro corrosivo, presentó una serie de problemas de manejo del agua. Aunque la acidez elevada no era peligrosa en sí, la interacción química entre el nuevo tipo de agua y las antiguas tuberías sí lo era.

Detalle de la corrosión de la tubería de agua

El lago Huron, la fuente anterior, tenía un pH más equilibrado, por lo que depositaba residuos minerales en las antiguas tuberías. Sin embargo, la acidez del río Flint acabó con esa protección y provocó que se filtrara plomo al agua potable. Para empeorar las cosas, Flint es solo una de miles de comunidades de Estados Unidos afectadas por el agua contaminada con plomo.

Distribución de agua embotellada en un estacionamiento de Flint, Michigan.
Voluntarios distribuyendo agua embotellada en Flint, Michigan.

A principios de 2016, un nuevo amigo visitó a la Pequeña Miss Flint: el Presidente de Estados Unidos Durante una visita Washington D.C. para asistir a una audiencia del Congreso sobre la crisis de Flint, la niña le había escrito una carta al Presidente Obama en la que pedía ir a visitarlo. En vez de eso, el Presidente viajó a Flint, se reunió con ella y dirigió todas las miradas del país a la ciudad.

Al igual que a otros niños, este problema del agua me afecta directamente. Hago todo lo posible por protestar y hablar en nombre de todos los niños que viven en Flint.

Mari Copeny

En el transcurso del año siguiente, la Pequeña Miss Flint apareció en Teen Vogue, Time for Kids y en la marcha. La ganadora del concurso de belleza siempre habla en nombre de los niños de Flint, ya sea recaudando dinero para comprar boletos para Black Panther o consiguiendo donaciones de útiles escolares para que las familias puedan costear filtros para los grifos de su hogar.

"Ya no me dedico a los concursos de belleza", cuenta Copeny. "Comencé a interceder por otras personas".

A medida que el mensaje de la Pequeña Miss Flint se propagaba por todo el país, hubo quienes comenzaron a buscar soluciones a largo plazo. Por ejemplo, tres jóvenes ingenieras se inspiraron en la tecnología de la NASA para crear un filtro de agua cuyo funcionamiento se puede observar.

Mikayla Sharrieff, India Skinner y Bria Snell
Las ingenieras

El S3 Trio de Washington D.C. trabaja con la NASA para deshacerse del plomo

Mikayla Sharrieff, India Skinner y Bria Snell, amigas desde hace mucho tiempo, no tenían la menor duda de dónde harían sus 270 horas de servicio comunitario para graduarse de la escuela secundaria: el Inclusive Innovation Incubator (In3). In3, que nació como un lugar para que los futuros emprendedores de Washington D.C. aprendieran a programar, desarrollaran habilidades interpersonales e hicieran contactos, era el lugar perfecto.

Cuando Marissa Jennings, la mentora de las muchachas en In3, sugirió que compitieran en un concurso de la NASA (el Optimus Prime Spinoff Promotion and Research Challenge, OPSPARC), las jóvenes, ahora en su último año de la escuela secundaria, se entusiasmaron por crear una "nueva versión" de una tecnología existente de la NASA.

Las muchachas siempre pensaban en el asunto del agua. Recientemente, los bebederos de su escuela habían tenido que cubrirse con bolsas de plástico después de que una construcción contaminara el suministro de agua de la escuela. Las escuelas de Flint y de la ciudad cercana de Baltimore comenzaron a distribuir agua embotellada, y los bebederos clausurados fueron evidencia de un problema aún mayor.

Las niñas se inspiraron en la tecnología de filtración del agua del programa Apollo de la NASA. Se preguntaban cómo hacían los astronautas para beber orina reciclada y permanecer hidratados, mientras que los bebederos de las escuelas no conseguían estar libres de sustancias tóxicas.

"Si sabemos que existen los filtros de agua, ¿por qué seguir consumiendo agua impura?"

India Skinner

Las niñas concibieron un diseño transparente para que pudiera observarse la filtración correcta. La calidad del agua estaba tan cuestionada (3,000 localidades en Estados Unidos tienen niveles de plomo en el agua potable más elevados que los de Flint, pero las pruebas no están muy difundidas) que era fundamental poder observar el proceso de filtrado. "Las comunidades merecen tener agua limpia", comenta Skinner. "Decidimos crear un filtro que realmente permitiera ver el agua mientras se la filtra".

Su prototipo usa una pequeña turbina para hacer que las sustancias tóxicas pasen por un filtro. Para demostrar que el agua está limpia, hay tiras reactivas en un tubo transparente que muestran que el nivel pH de se ha equilibrado.

El S3 Trio, como se hacen llamar las niñas, ganó el segundo lugar global y recibió su premio en el Centro de vuelo espacial Goddard de la NASA, donde se reunieron con miembros de la Sociedad Nacional de Ingenieros Negros para continuar el desarrollo del proyecto. Sin embargo, las niñas piensan que el mejor resultado consiste en inspirar a los demás.

Las personas de nuestra comunidad interesadas en STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas) acudían a nosotros. Somos estudiantes de secundaria comunes y corrientes.

Mikayla Sharrieff

Gracias a la Pequeña Miss Flint, que les dio voz a quienes no la tienen, el S3 Trio se inspiró para dar el ejemplo y contribuir con lo suyo. Y para una niña de Colorado, "contribuir con la suyo" consiste en usar una impresora 3D, software de Android y "buckypaper" a fin de que las personas sepan lo que hay en el agua que sale de los grifos de su casa.

Gitanjali Rao
La inventora

Una niña demuestra que ningún problema es demasiado grande

Cuando Gitanjali Rao comenzó a buscar ideas sobre cómo podía ayudar a Flint, supo que tenía que encontrar una manera de sacar el plomo del agua. "Era como resolver el problema del calentamiento global con una sola solución, lo que parecía imposible", explica.

A raíz del problema en Flint, la familia Rao, como muchas otras en el país, analizó el agua de su hogar. Rao quedó asombrada con lo engorroso que era el proceso. La prueba no solo era costosa, sino que tardaba dos semanas. Para Rao, uno de los aspectos más aterradores de la crisis hídrica de Flint era simplemente no saber si el agua era segura. Comprendió que el simple hecho de poder probar el agua era empoderador.

Rao, que a menudo lee la página web de Ciencias de los Materiales del Massachusetts Institute of Technology, estaba pensando en el problema de Flint cuando le vino a la mente una idea.

Encontré una nueva tecnología que usa sensores de nanotubos de carbono para detectar gases peligrosos en el aire. Inmediatamente la relacioné con la detección de plomo en el agua potable.

Gitanjali Rao

Rao usó un tipo de nanotubos de carbono llamados "buckypaper" y creyó, en teoría, haber encontrado el material perfecto para las tiras reactivas para analizar el agua. Le resultó emocionante darse cuenta de que había descubierto algo que nadie había intentado antes. Sin embargo, tendría que construir el dispositivo para probarlo. Quedaba mucho trabajo por hacer.

Luego de un recorrido por la instalación hídrica municipal de Denver, Rao se puso en contacto con la gerente del laboratorio, Selene Hernandez Ruiz, que quedó asombrada con el conocimiento sobre hidrología de nivel de doctorado que tenía la niña. Mientras más escuchaba, más claro estaba para Ruiz que no solo estaba oyendo una idea brillante, sino que estaba conociendo a una persona muy especial. "Gitanjali se comporta, en términos de amistad y a nivel científico, como un adulto", explica Ruiz. Poco tiempo después, ella también estaba trabajando con Rao para ayudarla a probar su dispositivo, al que llamó Tethys.

Cuando me ofrecieron un lugar en el laboratorio, actué con calma y me contuve, pero apenas llegué a casa comencé a gritar como loca. Fue uno de los mejores días de mi vida.

Gitanjali Rao

A medida que Rao y Ruiz trabajaban juntas, desarrollaron un vínculo que hace que Tethys sea todavía más prometedor. Las pruebas más recientes también muestran los resultados de otros metales, de manera que un dispositivo podría analizar los niveles de mercurio, arsénico y cadmio en el agua del grifo. Rao podría incluso inventar una herramienta que realice una batería de pruebas de manera económica y precisa.

Ruiz cree que el interés de Rao por la tecnología de vanguardia y su curiosidad incontrolable nos inspiran a ver lo que podemos lograr.

Para Rao, crear conciencia era el primer paso para responder al problema en Flint. "Espero que la creación de este dispositivo de detección de plomo nos motive a hacer más para solucionar este problema", comenta. El próximo paso es evidente: recopilar datos de Tethys y otras fuentes en una sola base de datos transparente.

Afortunadamente, una mujer ya está trabajando en una base de datos así.

Doll Avant
La emprendedora

Cómo los macrodatos pueden salvarnos de otro caso como el de Flint

Mientras investigaba sobre oportunidades empresariales relacionadas con la calidad del agua, Avant se enteró de que a su padre le habían diagnosticado diabetes. Fue una sorpresa, ya que había llevado un estilo de vida saludable y se había jubilado recientemente. La exitosa consultora, sumida en la investigación sobre el agua (que incluía una beca en el Parque de Investigación de la NASA), no dejaba de preguntarse si el agua que tomaba su padre podía haber causado su problema.

Al mismo tiempo que la salud de su padre se deterioraba, descubrió un estudio poco conocido que sugería un vínculo entre el arsénico y la diabetes. El agua podría haber sido un factor en la enfermedad. "No me llevó demasiado tiempo conseguir copias de informes locales sobre la calidad del agua y unir los puntos", explica. "Sin embargo, mi padre ya estaba muy enfermo a esas alturas y era demasiado tarde para hacer algo significativo para él".

Su investigación comenzó como una manera de evitar otra crisis como la de Flint. Pero ahora el problema era de índole personal.

Doll Avant y su padre

La muerte de su padre motivó a Avant a investigar todo lo que pudo encontrar, como informes de la Agencia de Protección Ambiental, artículos periodísticos y estudios científicos. Quedó sorprendida con su descubrimiento: había miles de comunidades de estadounidenses con niveles de plomo más altos que los de Flint, cifras incalculables de infracciones a las normas de la Agencia de Protección Ambiental y miles de carcinógenos conocidos no regulados por la Agencia.

Avant observó que millones de personas no saben que su exposición a largo plazo a sustancias tóxicas trasladadas por el agua los pone en riesgo. "No toman precauciones porque les falta información", explica. Por eso, fundó una empresa, Aquagenuity, para crear la base de datos hídrica más grande del mundo.

Deberíamos tratarla de la misma manera que tratamos el dinero. El dinero es un recurso valioso y limitado, por lo que hay muchas herramientas sofisticadas para administrarlo. Necesitamos las mismas herramientas sofisticadas para administrar el agua.

Doll Avant

Además de acercar al público datos obtenidos de informes de difícil acceso, Aquagenuity busca brindarles a los consumidores indicaciones útiles en caso de encontrar agua contaminada.

"Tienes que ingresar la dirección de todos los lugares donde viviste, y cuánto tiempo viviste ahí", indica Avant. "El sistema te indicará lo que puedes hacer para desintoxicarte y eliminar algunos metales y otras sustancias que se acumularon en tu organismo".

La clave para lograrlo será usar Google Cloud a fin de proteger la información, además de implementar el aprendizaje automático para brindar información personalizada sobre la salud y el bienestar.

"Tienes que ingresar la dirección de todos los lugares donde viviste, y cuánto tiempo viviste ahí. El sistema te indicará lo que puedes hacer para desintoxicarte y eliminar los metales y otras sustancias que se acumularon en tu organismo".

Doll Avant

Aquagenuity también prevé brindar medidas para las empresas y los gobiernos. Una nueva instalación de embotellado podría saber de inmediato qué tipos de filtros usar, y los gobiernos locales podrían averiguar qué modo de filtración posterior es el más conveniente para determinados procesos de fabricación. "Estamos enseñándole a la máquina cómo hacer esas recomendaciones instantáneamente", comenta Avant. "El marco de aprendizaje automático integrado en Google Cloud nos ayudará a agilizar el proceso considerablemente".

El siglo XX fue muy agresivo para el planeta. Tenemos que reinventar nuestro uso del agua como recurso y hacerlo de la manera correcta para encaminarnos en el siglo XXI.

Doll Avant

El grupo de mujeres en Flint, Michigan.

Según Avant, Aquagenuity se basa en la creencia de que tenemos que hacer las cosas de otro modo. ¿Y qué es lo que ella, Gitanjali Rao, la Pequeña Miss Flint y el S3 Trio hacen de manera diferente?

No esperan a que les den permiso. Buscan respuestas. Se involucran.

"Siento que nadie está pensando en estos asuntos", comenta Avant. "Entonces, ¿por qué no hacerlo yo?"

Si tienes entre 13 y 18 años y tienes una idea para solucionar un problema en tu comunidad mediante la ciencia, la tecnología, la ingeniería o las matemáticas, envíala a Google Science Fair aquí. Si buscas una introducción a la codificación, echa un vistazo al programa Hecho con código de Google aquí.

Mujeres del agua:Introducción

  • Introducción

    Introducción

  • Capítulo 1

    Capítulo 1: La activista

  • Capítulo 2

    Capítulo 2: Las ingenieras

  • Capítulo 3

    Capítulo 3: La inventora

  • Capítulo 4

    Capítulo 4: La emprendedora

Volver al principio