• 私の名前はDnyanです
  • Mi nombre es Dnyan
  • मेरा नाम ज्ञान है
  • 내 이름은 Dnyan이다.
  • Ich heiße Dnyan
  • ฉันชื่อ Dnyan
  • Me llamo Dnyan

Dnyaneshwar Yewatkar se ha marcado un objetivo y piensa alcanzarlo en bicicleta. Pertrechado únicamente con su tienda de campaña, su bicicleta y el Traductor de Google, se ha embarcado en un viaje de cuatro años alrededor del mundo en el que busca conocer y aprender de un sinfín de personas.

El año pasado, miles de millones de personas utilizaron el Traductor de Google para leer menús, pedir indicaciones o descifrar señales por la calle en más de 100 idiomas. El Traductor es una herramienta diseñada principalmente para permitir que los usuarios entablen conversaciones y exploren el mundo. Para Dnyan Yewatkar, es indispensable: es su manera de conectar con las personas a quienes va conociendo en su viaje de cuatro años en bicicleta por todo el mundo.

70.000 kilómetros

Cada mañana Dnyan Yewaktar hace lo mismo que millones de personas: se prepara para montar en bicicleta. La diferencia es que su destino nunca es el mismo. Un día puede ser un templo budista en Corea del Sur, otro un albergue en Tokio y otro un estadio de béisbol a las afueras de La Habana. Durante los últimos dos años, ha viajado de un país a otro y ha recorrido en su bicicleta pueblos pequeños y grandes ciudades con un objetivo singular: seguir los pasos de Gandhi y difundir su mensaje de paz, amor y compasión. Para alcanzar esta meta, espera poder conocer a tantas personas como sea posible, aprender de ellas y compartir sus conocimientos acerca del mundo.

Dnyan y su bicicleta.

75 países

Dnyan se considera un estudiante del mundo y este viaje por todo el planeta es, para él, el curso intensivo definitivo. "Son como un colegio enorme", comenta acerca de las ciudades y los pueblos que ha visitado.

"No se trata de viajar por el mero hecho de viajar. El objetivo es conocer a personas. Cuando he pasado cierto tiempo con alguien, puedo aprender de él y comprenderlo, y esa persona también puede comprenderme a mí". Aunque iniciar una conversación con un extraño en un país extranjero pueda intimidar, Dnyan ha descubierto que su bicicleta es ideal para romper el hielo. "Montar en bici es mi manera de conectar con los demás. La gente ve mi bici y me para, quiere hablar conmigo". Conforme avanza en su viaje, Dnyan va conociendo el lado bueno de las personas, que lo ayudan encantadas a continuar su camino.

Una familia en Tailandia lo acogió en su casa después de que un perro lo mordiera y le provocara una herida grave. En Cuba, un hombre dejó a un lado lo que estaba haciendo para enseñarle a Dnyan su pueblo y presentarle a su familia. Y en Birmania conoció a un estadounidense que le abrió las puertas de su casa en Indiana más de un año después de conocerse. En un principio, eran desconocidos, y ahora son amigos.

El Mundial de fútbol del 2018 tuvo un éxito rotundo en Rusia. En cualquier calle podían oírse decenas de idiomas. Durante el campeonato, el uso de la aplicación móvil del Traductor de Google duplicó nuestras expectativas. El poder de atracción de los emocionantes partidos de fútbol congregó a los aficionados y el poder de la comunicación, con ayuda del Traductor, les permitió conectar entre ellos.

“Puede que no hable tu idioma, pero me gustaría conocerte.”

Dnyan

Dnyan

Más de 50 idiomas

"Cuando el idioma es una barrera, tengo dos opciones", afirma Dnyan. "Por un lado, tengo el lenguaje universal, que nace del corazón y que las personas pueden comprender con tan solo una mirada. Y, por otro lado, tengo el segundo lenguaje, el Traductor de Google". Dnyan no mide su viaje por los kilómetros que ha recorrido ni por los lugares de interés por los que ha pasado. Lo mide por las personas que han dejado huella en su interior.

En el 2018 se tradujeron más de 30 billones de frases, y los pares de idiomas más frecuentes fueron de inglés a español y de inglés a chino.

Conoce a algunos de los nuevos amigos de Dnyan

Dos de las frases más introducidas en el Traductor de Google son "¿cómo estás?" y "gracias". Dnyan recurre a ellas en su vuelta al mundo para entablar conversaciones con las personas con quienes se cruza y aprender de ellas.

Desplázate hacia abajo para conocer a algunas de las personas que han dejado huella en Dnyan.

Conoce a algunos de los nuevos amigos de Dnyan

Hasta el momento, Dnyan ha viajado a 16 países, por lo que ha tenido oportunidad de relacionarse con personas que le han dejado huella. Haz clic en una lugar marcado para conocer a algunos de estos amigos.

  • La India
    • India Central
  • Birmania
    • Hpa‑An
  • Tailandia
    • Surat Thani
  • Taiwán
    • Taichung
  • Japón
    • Hiroshima
  • Corea del Sur
    • Busan
    • Daejeon
  • EE. UU.
    • Indiana
    • Nueva York
    • Nueva York
  • Cuba
    • La Habana
    • Catalina
  • México
    • Algún lugar
01 / 13

días de viaje

kilómetros recorridos

atrás

Dnyan

India Central

Idiomas: hindi

“मुझे लगता है कि मैं इस दुनिया में करीब 80 साल जिऊंगा. उन 80 सालों तक मैं खुशी से जीना चाहता हूं और ज़िंदगी के इस सफ़र का मज़ा लेना चाहता हूं. इसलिए, तीन साल पहले मैंने फैसला किया कि मैं साइकिल से दुनिया घूमूंगा. मैं नए अनुभवों के लिए तैयार हूं. मैं नए लोगों से मिलना चाहता हूं.”
“Creo que viviré unos ochenta años y quiero apreciar todos y cada uno de esos años con alegría y disfrutando del viaje que es la vida. Hace tres años decidí emprender este periplo por el mundo. Estoy listo para vivir nuevas experiencias y conocer a gente.”

Dnyan

Panida

Surat Thani (Tailandia)

Idiomas: tailandés e hindi

Los perros atacaron a Dnyan de repente. La sangre le brotaba de la pierna, que palpitaba de dolor. Ningún hospital de la zona le admitió, porque no tenía seguro, así que continuó su camino. Siguió pedaleando durante ocho días. Llegó a una pequeña ciudad y, mientras daba una charla en un colegio, sintió que no podía soportar más el dolor. Se desmayó. Panida, una de las profesoras, lo llevó a su casa y lo ayudó a recuperarse. Incluso buscó en YouTube cómo cocinar comida india. Gracias a ella, Dnyan pudo continuar su viaje.

“उन्हाेंने मेरे लिए जाे कुछ भी किया, उसका शुक्रिया अदा करने के लिए मेरे पास शब्द नहीं हैं. यही असली प्यार हाेता है.”
“No hay palabras que puedan expresar la intensidad de mi gratitud por todo lo que ha hecho por mí. Esto es amor verdadero.”

Dnyan

Gyan

Taichung (Taiwán)

Idiomas: taiwanés e hindi

La frase hecha "el mundo es un pañuelo" adoptó un significado especial para Dnyan en Taichung. Bien entrada la noche y hambriento tras un día entero montado en la bicicleta, Dnyan se detuvo en un restaurante indio para cenar. Tras entablar una conversación con el propietario del restaurante, se dio cuenta de que era el hermano de un hombre que le había dado cobijo en el este de Taiwán hacía unas semanas. El hermano del propietario le había dado a Dnyan la dirección del restaurante en el que ahora se encontraba, pero Dnyan la había perdido. A pesar de ello, acabó encontrándolo.

“उसने पहले मेरे बारे में सुना था और मैंने उसके बारे में, लेकिन आमने-सामने की मुलाकात अलग ही होती है.”
“Él había oído hablar de mí antes de que yo oyera hablar de él, pero conocernos en persona es una sensación totalmente diferente.”

Dnyan

Dnyan y su nuevo amigo, Gyan, posan para la foto en un restaurante. Dnyan, Gyan y otro amigo, Ravi.

Dnyan

Hiroshima (Japón)

Idiomas: hindi

“पिछले कुछ महीने मुश्किल भरे रहे हैं. लेकिन फिर, मैंने अपनी यात्रा का शुरुआती दौर याद किया. पैसे के बिना, मैंने दो साल पूर्वी एशिया की यात्रा की. मुझे वे दोस्त और साथी याद हैं जिन्होंने यात्रा के दौरान चावल और सब्ज़ियां दीं या अपने घर में जगह दी. इससे मुझे आगे बढ़ने की हिम्मत मिली.”
“Los últimos meses han sido duros. Pero en estos momentos me acuerdo del principio del viaje. He recorrido Asia Oriental durante dos años sin un céntimo. Recuerdo a los amigos y a otras personas que me han deseado lo mejor y me han ayudado a lo largo del camino, que me han ofrecido arroz y verduras o que me han acogido en su casa. Todo esto me da ánimos para continuar.”

Dnyan

Una montaña en Japón. Dnyan salta con los brazos en cruz durante una caminata en Japón.

El venerable Shim San

Busan (Corea del Sur)

Idiomas: coreano, inglés e hindi

Un templo budista en la segunda ciudad más grande de Corea del Sur llamó la atención de Dnyan. Este templo tenía una importancia muy especial para él: en sus instalaciones se halla la única estatua de Gandhi en Corea del Sur. El motivo de la visita de Dnyan era doble: quería presentar sus respetos a la persona que había inspirado su viaje y también esperaba que el monje del templo le bendijera para poder continuar su camino. El monje accedió de buen grado.

“이곳에서 여행을 시작하는 당신을 환영하며, 여행의 시작을 축복해 드리고 싶습니다.”
“Vemos con buenos ojos que empieces aquí tu viaje y, por eso, queremos celebrarlo.”

El venerable Shim San

Thomas

Indiana (EE. UU.)

Idiomas: inglés e hindi

¿Hasta dónde llegarías por ayudar a un desconocido? Dnyan yacía bocarriba en el suelo, ensangrentado y aturdido tras una mala caída. Por suerte, su teléfono aún funcionaba. Llamó a Thomas, quien iba a ser su anfitrión esa tarde. Thomas condujo durante una hora para recoger a Dnyan y llevarlo a su casa, donde la mujer de Thomas lo ayudó a curar sus heridas. Después de comer varios platos de comida india, la cama elástica le llamó la atención.

“It’s nice to see someone in this crazy world spreading the message of peace and friendship. We will forever be friends.”
“Es genial conocer a alguien que difunde un mensaje de paz y amistad en un mundo tan loco como este. Seremos amigos toda la vida.”

Thomas

Moying

Nueva York (EE. UU.)

Idiomas: inglés, mandarín e hindi

Moying es una profesora china que lleva casi 20 viviendo en Nueva York. Ahora abre las puertas de su hogar a viajeros de todo el mundo.

“我喜欢了解不同的文化。在我给其他国家/地区的人们教授汉语时,他们也教给了我他们自己的文化。”
“Me gusta conocer otras culturas. Cuando doy clases a personas de otros países, ellas me enseñan su cultura.”

Moying

Larry, el hombre de los pájaros

Nueva York (EE. UU.)

Idiomas: inglés e hindi

En el parque Washington Square de Nueva York, Dnyan observaba asombrado cómo descendían en picado y revoloteaban las palomas. En el centro de la bandada se encontraba Larry, el hombre de los pájaros, quien parecía tener una conexión espiritual con las palomas y vivía en el parque.

“There are some men who respect every creature in the world. If you love all the creatures on this planet, they love you, they take care of you.”
“Hay personas que respetan a todos los seres vivos del mundo. Si quieres a todas las criaturas del planeta, ellas también te dan cariño y te protegen.”

Dnyan

Amalia

La Habana (Cuba)

Idiomas: español, inglés e hindi

Al llegar a Cuba, Dnyan estaba entusiasmado por reunirse después de 18 meses con Amalia, oriunda de La Habana, a quien Dnyan conoció en Indonesia. Cuando él mencionó que tenía pensado visitar Cuba, Amalia le ofreció un lugar donde podría quedarse cuando llegara. Dnyan la saludó con flores y una sonrisa, y ambos comenzaron la visita por el casco histórico de la ciudad antes de dirigirse a casa de Amalia para degustar la comida que había preparado su madre.

“आपने मुझे अपने घर बुलाया. आपकी मां ने बेहद लज़ीज़ खाना बनाया. उन्हाेंने मुझे प्यार दिया, आपने मुझे प्यार दिया, मेरा ख़्याल रखा - यह मेरे लिए बहुत बड़ी बात है.”
“Me has invitado a comer a tu casa y tu madre ha cocinado unos platos deliciosos. Os habéis preocupado por mí y las dos me habéis mostrado cariño. ¡Qué más puedo pedir!”

Dnyan

Amalia y su madre sonríen a cámara. Amalia y Dnyan pasean juntos por La Habana.

Yoondi

Catalina (Cuba)

Idiomas: español, inglés e hindi

Mientras pedaleaba por las afueras de La Habana, las marchas de la bicicleta de Dnyan chirriaban. Se detuvo en un taller de reparaciones y allí conoció a Yoondi. Tras charlar un rato, Yoondi le ofreció a Dnyan enseñarle su pueblo. Antes de visitar la casa de Yoondi y de conocer a sus vecinos, pararon en un colegio, en un puesto de frutas (Yoondi le compró a Dnyan un zumo de mango) y en un estadio de béisbol.

“उन्होंने जितने प्यार से मुझसे बात की और मुझे आस-पास की जगह घुमाईं, उससे मुझे ऐसा लगा कि मैं उनके परिवार का हिस्सा हूं.”
“El cariño que me mostró en su forma de hablarme y mientras me enseñaba su pueblo me hizo sentir parte de la familia.”

Dnyan

Dnyan

En algún lugar de México

Idioma: hindi

“जब मैं छोटा था, तो मेरा सपना था कि मैं भी दुनिया के लिए कुछ करूं. अगर मैं घर पर रहकर ही ऐसा कुछ काम करता, तो कुछ बड़ा नहीं कर पाता. मुझे लगता है कि इस यात्रा पर जाकर, मैंने बहुत सारे लोगों का ध्यान खींचा है. मैंने दाे साल यात्रा कर ली है और अभी दाे साल की यात्रा और बाकी है. मैं आगे और नए लाेगाें से मिलने के लिए उत्साहित हूं.”
“Cuando era joven, mi sueño era aportar mi granito de arena al mundo. Si me hubiera dedicado a ello desde mi casa, tan solo habría podido hacer un puñado de cosas. Creo que he llamado la atención de muchas personas con este viaje en el que me he embarcado. Llevo dos años fuera de casa y me quedan otros dos. Me entusiasma pensar en lo que me deparará el futuro.”

Dnyan

Cuando Dnyan vuelva a casa en 2020 (o quizá en 2021, quién sabe; en un viaje de este calibre pueden surgir muchos problemas, como él mismo ha descubierto), quiere aprovechar esta experiencia y poner en práctica las lecciones que ha aprendido. Espera poder abrir un colegio para niños sin techo y, así, darles una buena educación que les prepare para la vida. Pero antes de eso tiene mucho camino por recorrer y le entusiasma pensar en lo que le deparará su viaje. Aún tiene que visitar Sudamérica, África y Oriente Medio, y conocer a muchísimas personas. Sin contar las lecciones que le quedan por aprender. Quizá el camino le depare simplemente una conversación agradable o un nuevo amigo. Dnyan sabe que, aunque no puede controlar cómo terminarán sus encuentros, sí puede decidir cómo empezarán, con una simple palabra:

"Hola".

Únete a Dnyan en su misión de conectar con las personas con quien se encuentra. Comparte su historia con tus amigos.

Volver al principio